PUNTA ARENAS - Durante la tarde del día martes 24 de abril, en las dependencias de la sede de INACAP en Punta Arenas, la Mesa por el Buen Trato convocó a una reunión informativa especial, dirigida a los consejeros regionales, para exponer sobre la situación de la niñez en Magallanes, como también una serie de medidas a considerar para la promoción de sus derechos y su protección en nuestra región. 

Con más de diez años de trabajo, la Mesa Amigos por el Buen Trato se conforma por 26 instituciones y programas nivel regional, que velan por la promoción de los derechos de la niñez, la prevención del abuso y maltrato, la protección de la niñez vulnerada y la transformación de los espacios institucionales para garantizar la protección y el bienestar de niñas, niños y adolescentes en Magallanes. Fundación Esperanza se hizo presente, a través de los equipos de nuestra institución que son parte de dicha Mesa, los cuales son PPF Josafat, PPF Noé, PIB Fundación Esperanza.

 Con el objetivo de presentar el plan de trabajo para este año 2018; metas y demandas al consejo regional, señalando que los intereses principales son:  

1. Sensibilizar a los actores locales y regionales
2. Escuchar niños, niñas y adolescentes
3. Priorizar a ejecutores locales y regionales en el acceso a financiamiento.
4. Incorporar temáticas de "Buen Trato" en las estrategias y planes de desarrollo regional y local.
5. Promover destiación de recursos locales y regionales

Así mismo, la demanda crucial está en establecer fuentes de financiamiento permanente para las actividades de difusión y sensibilización que se ejecutan anualmente. En tanto la Mesa es una instancia interinstitucional sin personalidad jurídica, no tiene la posibilidad de postular a fondos o acceder a fondos concursables. Por ende, hasta el momento, se gestionan los recursos a través de donaciones y/o la colaboración de cada entidad que se suma a los eventos desde sus propios espacios, con sus propios recursos. 

Entre las demandas se presenta entonces de manera principal el contar con recursos estables para establecer un programa regional del buen trato, destinado principalmente a la sensibilización a través de los medios de comunicación social, promoviendo promover que escuche a los niños, niñas y adolescentes, y se difunda el concepto del "Buen Trato" como forma de relacionarnos en términos generales.  

Punta Arenas - Niñas y niños del PPF Noé participaron en la celebración de la pascua de resurrección, efectuada el día viernes 06 de abril del presente mes, en las dependencias del programa. Cabe señalar que el objetivo de dicha actividad fue promover un espacio de esparcimiento grupal para los niños y niñas, fomentando sus procesos de socialización sanos mediante una actividad recreativa.

Agradecemos la colaboración de Fernando Epul y voluntarios, siempre preocupados por la niñez de Punta Arenas.

 

COMUNICADO PÚBLICO: FUNDACIÓN ESPERANZA – MIÉRCOLES 21 DE MARZO, 2018

A través del siguiente comunicado Fundación Esperanza quiere establecer su total compromiso con la protección de las niñas, niños y adolescentes de nuestra región, como la completa transparencia de todos sus procedimientos.

La reciente denuncia contra la dirección regional del Servicio Nacional de Menores, en la cual se ve involucrada nuestra Residencia en Puerto Natales, revelan la necesidad imperiosa de un cambio al sistema de protección infantil a nivel nacional, que incluya una red adecuada de opciones para las necesidades específicas de los diversos sujetos de atención en nuestra región, dado que muchos casos de mayor complejidad en este momento no cuentan con alternativas de cuidado, ni colocación familiar o residencia, por ende no cuentan con alternativas de protección por parte del Estado.

Ésta es una de las deudas específicas en Magallanes; donde no se cuenta con una Residencia en Punta Arenas, pese a ser la capital de la región y el centro más poblado, ni tampoco con un centro que tenga la capacidad técnica y profesional de acoger a niños, niñas y adolescentes con necesidades de intervención en salud mental. En tanto se carece de una oferta programática en infancia para satisfacer esta creciente demanda, al momento de ingresar al sistema de protección a un niño, niña o adolescente con estas necesidades especiales, Fundación Esperanza es mandatada, de acuerdo a la normativa vigente, a asumir su cuidado; y con ello asumir también el riesgo de recibir personas que requieren un nivel de atención más complejo, fuera de su perfil de trabajo.

Concluimos que denuncias como ésta, hacen visible las dificultades de un trabajo de protección dentro de un contexto de carencias y vulneraciones institucionales. Por ello, y por la necesidad de un cambio profundo en la estructura de este sistema de protección, vemos de manera positiva que se incorporen otras instituciones como la Contraloría para dar mayor transparencia a nuestra labor, como también para acelerar procesos que avancen en resolver una situación tan delicada como la falta de espacios de protección especializados para niñas, niños y adolescentes en Magallanes.

Lo que ha caracterizado nuestro trabajo desde hace 25 años ha sido el permanente compromiso con la niñez en Magallanes, con equipos de trabajo que se hacen cargo a diario de situaciones delicadas como éstas, velando por el cuidado de nuestras y nuestros niños. Por lo mismo, respaldamos cualquier proceso formal de denuncia, en tanto la prioridad está siempre en el bienestar y la protección de los niños, niñas y adolescentes de cualquiera de nuestros programas, de la región y del país.

PUERTO NATALES - ¿Cómo y cuándo se abordan las temáticas de niñez en los medios? ¿De qué manera hacer a los niños y niñas más protagonistas? ¿Cuáles son las temáticas asociadas a la niñez? Más del 65% de las noticias en que aparecen niños se refieren a violencia o accidentes, donde el niño o niña es visto como víctima o bien como infractor. ¿Cuál es el impacto que esto tiene sobre la forma en que percibimos y tratamos a nuestra niñez? 

A partir de esta reflexión, y como parte de las actividades de promoción de los derechos de la niñez y espacio educativo, la Oficina de Protección de Derechos - OPD de Puerto Natales, convocó a los medios de comunicación para participar de una charla sobre el tratamiento mediático de la niñez en los medios el pasado miércoles 04 de abril. La charla denominada "Niñez en Los Medios; desde una Perspectiva de Derechos" fue dictada por Andrea Monreal, periodista de Fundación Esperanza, especializada en niñez y derechos humanos, contando con la participación de una serie de periodistas y comunicadores locales, tanto de radio, televisión como entidades públicas. 

El objetivo principal era revisar algunos principios y consideraciones éticas  para promover las construcciones mediáticas desde el respeto, con especial cuidado frente a las representaciones de aquello vinculado a niñez. Como se trabajó sobre la base del concepto "Comunicar sin Dañar", buscando en conjunto un enfoque que contribuya a la construcción de una sociedad respetuosa de los derechos humanos, y por tanto, de los niños, niñas y adolescentes.


¿Por qué los Medios de Comunicación?

La charla apuntaba especialmente a los medios de comunicación, en tanto representan un reflejo de la realidad, y al mismo tiempo configuran la realidad. En términos amplios tienen una responsabilidad con la información que hacen pública, pero en términos específicos tienen una responsabilidad con la protección y promoción de los derechos de las y los ciudadanos, como también con el resguardo de los principios una sociedad democrática. Esta responsabilidad está estipulada a nivel nacional como internacional en un marco normativo legal.

Cuando Chile ratifica en el año 1990 la Convención de los Derechos del Niño, como tratado Internacional de las Naciones Unidas por el cual los Estados firmantes reconocen y asumen formalmente a niños, niñas y adolescentes como sujetos de derecho, asume también la responsabilidad de 

Desde el año 2007 el Comité de las Naciones Unidas sobre los derechos de los Niños puntualiza en sus recomendaciones anuales que los medios tienen un papel importante que desempeñar para hacer posible una cultura de derechos y respeto de los derechos de niños y niñas.


Niñez en los Medios

En términos generales la representación de la niñez tiene cuatro encuadres; niño/a víctima, niño/a infractor, niño/a protagonista, niño/a objeto. En la mayoría de los casos, donde el niño o niña se visualiza como víctima, o un ser que requiere protección, se promueve una imagen de desamparo, victimización y vulneración, las que con frecuencia asumen también una linea editorial sensacionalista. O bien, la tendencia se inclina hacia publicaciones donde se exacerban los aspectos positivos y alegres de la niñez; desde la ternura, la simpatía, la frescura o el colorido asociado al mundo de las niñas y niños. Es aquí donde podemos apreciar casos de figuras públicas abrazando a niños, entregando útiles escolares o celebrando una festividad. 

En ambos casos, si bien la publicación difunde una idea verídica, el principal conflicto está en que es también una idea superficial, que asocia a un niño como un ser desvalido y delicado, que requiere de protección. El objetivo de un nuevo enfoque para el tratamiento de la niñez en los medios propone que, sin negar estos aspectos mencionados, se considere al niño o niña por sobre todo como un sujeto más complejo, que puede participar, opinar, reflexionar, que merece ser educado, y que además debe ser valorado en tanto actor social. Esto no es simplemente una valoración particular de la niñez, sino un compromiso de Estado a nivel internacional. 

Este enfoque requiere entonces asumir desde las comunicaciones una posición que además de informativa, tiene una responsabilidad como espacio social con un propósito educativo, reflexivo y ciudadano; sobre cuál es la sociedad que queremos construir, cómo queremos que nuestra niñez se mire a sí misma, y cómo queremos nosotros hacernos cargo de una responsabilidad como ésta. 

Puerto Natales y Chile

Estas fueron algunas de las reflexiones que se pudieron abordar en la jornada del día miércoles 04, y debido al interés que sucitó el espacio, se comprometió una segunda jornada con más revisiones de casos y mayor convocatoria. 

Desde ya se agradece mucho la participación y organización de instancias como éstas donde poder revisar el propio quehacer de los y las comunicadoras de nuestra región, y donde poder sentir la confianza entre colegas para reflexionar sin juicios, desde una mirada crítica y constructiva, siempre apuntando a mejorar nuestro propio rol y aprender en conjunto. 

NACIONAL - A cuatro días de finalizar su período presidencial, el gobierno de Michelle Bachelet confirió suma urgencia al proyecto de ley por la imprescriptibilidad de los delitos sexuales contra menores de edad. Actualmente, los delitos sexuales contra niñas, niños o adolescentes prescriben luego de que pasen 10 años de que la víctima cumpla la mayoría de edad. Al mismo tiempo, estudios especializados indican que sólo un tercio de las niñas y niños revela de forma temprana, y que en promedio pasan entre 17-20 años en pacientes mujeres adultas para comenzar a verbalizar el abuso vivido en la niñez y/o adolescencia. Es por ello que se busca modificar la ley para que estas transgresiones pasen a ser imprescriptibles, independiente de la edad de la víctima o los años que hayan transcurrido cuando ésta de el paso de denunciar su situación de abuso.

Un estudio reciente sobre develación del abuso sexual infantial en Chile, publicado por el Centro de Estudios en Infancia, Adolescencia y Familia de Paicabí, concluye que: “sólo un tercio de las niñas y niños revela de forma temprana. Esto es coherente con lo encontrado en estudios previos que describen que niños y niñas tienden a revelar el abuso de forma tardía o incompleta, o revelar y retractarse, o revelar de manera progresiva”. Por su parte, Fundación Previf, comparte un promedio de 17-20 años en mujeres adultas para comenzar a verbalizar el abuso vivido en la niñez y/o adolescencia. Cabe agregar también que la mayor prevalencia de casos de abuso sexual infantil es en niñas, siendo una de cada tres. Hoy, en Chile, un niño o niña sufre abusos sexuales cada 33 minutos. Anualmente, las denuncias son cercanas a las 20 mil; cada día, 50 a 60 niñas/os y adolescentes vivirán abusos. Seis de cada siete no podrán develar el hecho hasta entrada la adultez.

 

Derecho al Tiempo

Los datos del tiempo de develación en Chile se condicen con la literatura especializada, y lo que reportan organizaciones internacionales, donde se señala un promedio de 15 a 20 años de demora en víctimas de abuso sexual infantil, lo cual en muchos casos se acompañan de intentos de develación en distintos momentos de la niñez o adolescencia, que son desoídos o ignorados, casos en los que toma a algunas víctimas hasta 30 años poder verbalizarlo. 

Más allá del tiempo que demore una persona en verbalizar, ser oído y considerado; en casos que implican abuso a niños y niñas, por su edad, se establece que simplemente no pueden comprender la noción de un delito, por ende no existe la noción de renuncia al derecho de denuncia, lo cual es el principal argumento de la prescripción. Cuando hablamos de un Estado de Derecho, y más cuando se habla de delitos contra niños, niñas o adolescentes, así como a los sectores más vulnerables de la sociedad, no se puede poner una fecha de vencimiento a la posibilidad de justicia. 

La prescripción impone un tiempo legal por sobre los tiempos humanos, ignorando la evidencia científica respecto a la necesidad de tiempo, pero también agravando el daño en la víctima porque favorece la impunidad de muchos abusadores. En un contexto de abuso sexual infantil, un niño, niña o adolescente, por su edad y por la situación de poder que se ejerce sobre él o ella por parte del abusador, lo más común es que no tenga la posibilidad de escapar, ni elegir o renunciar. Muchas veces tampoco se tiene la posibilidad de comprender, simplemente por la edad del niño o niña. Se necesita tiempo para poder verbalizar el trauma de un abuso sexual infantil. 

 

Conciencia y Respaldo Ciudadano

Si bien esta medida se recomienda de manera reiterada por la Comisión de Derechos del Niño de la ONU en Chile todavía no se resuelva sobre la imprescriptibilidad de delitos de agresión sexual contra niñas y niños. Es gracias a la persistencia de quienes levantan esta necesidad desde la sociedad civil, que se ha conseguido que la discusión se traduzca en un proyecto de Ley que espera desde el año 2011.

A la cabeza de este movimiento se encuentra Vinka Jackson, psicóloga especializada en ésta temática, y James Hamilton, ambos sobrevivientes de abuso, y reconocidos activistas por la reparación y protección de niñas, niños y adolescentes que vivieron vulneraciones de este tipo. En la carta que solicita al Estado chileno respaldar esta medida, Jackson plantea: "No es justo ni cuerdo que alguien que viola a un niño sea exonerado en razón del tiempo transcurrido; ni que como sociedad abandonemos a otros niños y jóvenes que pueden terminar siendo vulnerados, o muertos, por agresores reincidentes amparados por la prescripción".

El respaldo ciudadanos para la llamada ley Derecho al Tiempo ha sido contundente, recabando más de 11.500 firmas hasta el día de hoy. En la suma urgencia otorgada por el gobierno saliente se instala la expectativa por la ratificación del gobierno que asume, y se abre la gran posibilidad de que esta ley vea la luz.  Seguiremos expectantes, e invitamos a todas y todos a leer la carta que da inicio a este movimiento y sumar su firma para evidenciar el apoyo y la solidaridad de nuestra sociedad con esta campaña de justicia, por la necesidad de un país que proteja a todas las niñas, niños y adolescentes que vivieron una situación de abuso sexual infantil.