Funcionarios de Fundación Esperanza se capacitan en Lengua de Señas

Luego de dos jornadas completas de aprendizaje, las capacitaciones dieron sus primeros frutos y los funcionarios pudieron expresarse en Lengua de Señas Chilena (LSCh), la lengua oficial de la comunidad sorda en Chile, reconocida por ley desde el año 2012.  

Paulina Álvarez, joven sorda magallánica, estuvo a cargo de las clases, mientras que doce fueron los funcionarios que aprendieron a comunicarse de una manera diferente. Más allá de la posibilidad de conocer un idioma nuevo y experimentar una forma de comunicación diferente, pudieron sensibilizarse ante la necesidad de la comunidad sorda de ser considerados, de acceder a la información de manera comprensible, y de la seriedad que implica el poder comunicarse para personas que han sido  vulneradas en sus derechos, cuando su lengua es otra.

Luis, uno de los estudiantes que conocía las señas por primera vez, señaló que fue una bonita experiencia y recalca la importancia de instancias como esta; “de todas maneras esto es importante. Es difícil, es algo nuevo, quizá había otra gente que había tenido la oportunidad de hacer esto, pero personalmente para mi es complicado. Yo creo que es tan complicado como la persona que es sorda para hacerse entender. Ahora nosotros estamos al otro lado, y ayuda de todas maneras a ponerse en la posición del otro. A veces vemos muy distante a las personas con capacidades diferentes, pero la verdad es que podemos estar en la misma posición nosotros”.

 

Importancia de la Integración en la región y falta de acceso:

Paulina Álvarez aprovechó la instancia para expresando la necesidad de establecer lazos más fluidos con organizaciones de Protección de Derechos Humanos “Yo no sé si las personas sordas saben de este lugar, yo no conocía, por eso es importante abrir espacios y más accesibilidad, porque las personas sordas necesitan ayuda, información y acceso, y estos espacios tienen que ser accesibles también para todas las personas que necesitan ayuda”.

Espera que esta instancia pueda ser un paso más para nuevas iniciativas inclusivas, y así lo esperamos nosotros también.