Dos años dura el proyecto de Fomento Lector para niños y niñas de Fundación Esperanza, financiado por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes. A través de la lectura los niños y niñas de cada programa de la Fundación Esperanza podrán explorar sus propias fantasías y la creatividad. Este es un proyecto de educación para el desarrollo de cada niño y niña, especialmente enfocado a su desarrollo personal, reparación de daños e integración social, en Punta Arenas, Porvenir y Puerto Natales. 

La lectura es un derecho y es también una práctica que contribuye a disminuir las brechas sociales y culturales, formando personas creativas, informadas, reflexivas y participativas.

 

Jeannette Contreras, profesora y monitora a cargo de los talleres explica que "el beneficio principal que tiene la lectura es aprender, desarrollar sus mentes, aprender a leer, escribir, expresarse, abrir sus mentes a otros mundos, porque la lectura genera un desarrollo mental, de ideas y de creatividad. por lo tanto el llamado es ese, a los papás, por supuesto que tienen que hacer ellos el esfuerzo y que vean que sus hijos vean que sus papás apoyan, que los traigan a participar. Porque si no existe el apoyo de los papás, la cosa no funciona".