A fines del mes de Junio se realizaron varias actividades relacionadas a la Promoción del “Buen Trato”, semana en que se da a conocer los Derechos de los niños, niñas y adolescentes. Estas actividades fueron; DIFUSIÓN RADIAL, donde representantes del Consejo Consultivo enviaron a través de un programa radial un mensaje especial sobre los Derechos de los niños, niñas y adolescentes; MAÑANA DEPORTIVA, niños y niñas de 8vo Básico de la escuela Capitán Juan Ladrillero y representante del Consejo Consultivo tuvieron un partido de Futsal; y por último el equipo de profesionales de OPD participaron en las alianzas de la escuela Baudilia Avendaño de Yousuff con un STAND ENTRETENIDO, difundiendo a la vez el objetivo de esta semana: 

"Niños y niñas, todos juntos por un buen trato"

¿Qué es el Buen trato?

El Buen Trato en las relaciones no es sólo la ausencia de situaciones de maltrato. Es una buena señal que estos hechos no ocurran, pero hablar de Buen Trato invita a una reflexión mucho más profunda respecto a cómo los adultos nos relacionamos con los niños y niñas cotidianamente en nuestras familias, en nuestras comunidades, e incluso en espacios públicos.

El Buen Trato es una forma particular de relación entre las personas que se basa en un profundo sentimiento de respeto y valoración hacia la dignidad del otro (a). Se caracteriza por la empatía para entender las necesidades de los demás, la comunicación efectiva entre las personas a fin de compartir honestamente las necesidades, la resolución no violenta de conflictos, como también un adecuado ejercicio de la jerarquía y la autoridad en las relaciones. Todo esto, en el caso de los niños y niñas, en función de poner en el centro la satisfacción de las necesidades de cuidado y bienestar, de modo de asegurar el desarrollo de sus máximas potencialidades en ambientes cariñosos, respetuosos y seguros.

 


¿Cómo poner en práctica un estilo de disciplina Bien Tratante?

Una de las confusiones más recurrentes ante el Buen Trato y el Maltrato, está en la dificultad de poner normas y límites sin ejercer un uso desmedido de la autoridad o incluso violencia. Es importante saber que es posible ejercer un estilo de disciplina que ayude a niños y niñas a vivir en sociedad, aprender, equilibrase, y al mismo tiempo, respete su integridad psicológica y emocional. La firmeza para poder normar puede equilibrarse con el cariño de los padres, madres o adultos para educar y criar desde el amor y el respeto.

La recomendación más importante para los adultos es mantener el autocontrol emocional al momento de disciplinar o corregir un comportamiento. La rabia del adulto impedirá una experiencia positiva de aprendizaje para el niño o niña. Mantener la paciencia es vital.

Es importante comunicar al niño o niña por qué son importantes las normas: para sentirse mejor, tener amigos, aprender a cuidarse, jugar y pasarlo bien, etc. Frente a una situación de conflicto, se recomienda evitar desgastarse en largas explicaciones que intenten convencer al niño o niña. Bajo estas circunstancias se corre el riesgo de perder autoridad, a la vez que uno se expone a perder la paciencia y también el control.

Explicar razones cuando un niño o niña está enojado puede ser incluso contraproducente. Posiblemente el niño (a) no esté escuchando los mensajes del adulto. Es necesario comenzar poco a poco, haciendo un trato con los temas fundamentales. 

Ser papá, mamá o adulto responsable del cuidado y crianza es sin duda una tarea que puede resultar difícil y agotadora. Lo importante es que en los momentos de tensión los adultos logren controlarse emocionalmente y piensen que siempre será mejor evitar el maltrato y desarrollar comportamientos bien tratantes a través del cariño y uso apropiado de las normas y límites, si lo que realmente desean es criar y cuidar a niños y niñas más felices.

¿Qué opinas del Buen trato en la crianza? ¿Crees que a veces es necesario un poco de maltrato?  

Más imágenes de nuestros niños y niñas promoviendo el Buen Trato aquí:

 

Administración Central

Teléfono
(61) 2227535
Ubicación
Chiloé 1156, 2°piso
E-mail
comunicaciones@fundacionesperanza.cl