PORVENIR - Durante la mañana del día jueves 10 de agosto, en las dependencias de la OPD de Porvenir, se realizó una reunión informativa sobre la Explotación Sexual Comercial de niñas, niños y adolescentes (ESCNNA), por parte de Esteban Pérez, director del reciente programa especializado en explotación en Magallanes, de la ONG Raíces. 

En dicha actividad se hizo presente el equipo completo del Programa de Prevención Focalizada, PPF Tomás Apóstol, quienes buscaban contextualizar la temática a nivel local, y establecer alianzas para instalar el tema en la Provincia. Si bien la explotación sexual de menores de edad es un delito y una vulneración grave de derechos, que requiere de intervención especializada, en la zona no existen de manera permanente equipos que trabajen el tema, por lo que el Programa Tomás Apóstol, junto a la Red Sename local, serán los responsables de intervenir en situaciones de alta complejidad como éstas.

Lamentablemente esta es una problemática presente en la zona, como en toda la región. Uno de los principales problemas para prevenirla, como también para erradicarla es su invisibilización. La explotación sexual comercial de niñas, niños y adolescentes es un fenómeno que se fundamenta en una relación de poder donde la persona es reducida a una mercancía, un objeto que se intercambia, y que usualmente percibe una compensación por dicho intercambio. Por ello se establece una negación de su condición de víctima, como también una estigmatización. A esto sumado que en su mayoría quienes sufren esta vulneración son niñas o adolescentes, desde una perspectiva machista, ellas pasan a ser cuestionadas más que respaldadas.

Es así como, pese a que la explotación sexual de niñas, niños o adolescentes sea un delito, que usualmente incluye violencia, maltrato o diversos tipos de abuso, otros factores encubren esta vulneración como parte de dinámicas culturales aceptadas bajo ciertas circunstancias.

Fenómenos como el padrinazgo o las llamadas miliqueras, son parte de una cultura que no establece límites claros entre el estatus de alguien a partir de sus conquistas sexuales, y las relaciones de poder y abuso que esto pueda implicar. 

Desde mayo de este año 2017 funciona en la región un nuevo Centro de Acogida para víctimas de Explotación Sexual, el cual tiene una cobertura regional de 37 plazas, y ya atiende 35 casos ratificados. Este Centro se encuentra en la ciudad de Punta Arenas, pero el programa tiene cobertura regional, por lo que se captarán casos de todas las provincias, y a la vez se busca capacitar a equipos locales, y generar estrategias conjuntas para educar, prevenir y erradicar estas prácticas. 

El aislamiento de Porvenir y la falta de ofertas especializadas, como también espacios permanentes en la ciudad, son sin duda un tema pendiente de resolver. Es por ello que instancias como estas son relevantes y esperamos que se logren establecer redes estables y efectivas para la protección de los niños, niñas y jóvenes de nuestra región. 

Administración Central

Teléfono
(61) 2227535
Ubicación
Chiloé 1156, 2°piso
E-mail
comunicaciones@fundacionesperanza.cl