PUNTA ARENAS - Además de brindar un espacio de protección para niños, niñas y jóvenes que lo necesitan, el programa Familias de Acogida Nazareth busca desarrollar en ellos capacidades para enfrentarse a una vida de manera autónoma. Es por ello que el programa incluye una serie de talleres estandarizados, para jóvenes de 14 a 18 años, llamados "Preparación para la Vida Independiente". En ellos se orienta, apoya y acompaña a los jóvenes en el paso de la adolescencia a la adultez, de una vida protegida a una vida de autovalencia y autocuidado en todas las esferas; biológica, social y psicológica.

¿Cómo estamos preparando a nuestros jóvenes para enfrentarse al día a día de manera independiente? 

Los talleres que se realizan se dividen en ocho bloques de dos sesiones cada uno. Cada bloque tiene una temática diferente, entre las cuales están "Intereses, habilidades vocacionales y potencialidades",  "Preparación para la vida laborar",  "Manejo y administración adecuada de dinero" o "Derechos sexuales y reproductivos". 

Los objetivos varían por bloque, y en conjunto se busca otorgar herramientas dirigidas a la vida laboral, entregar conocimientos básicos sobre la elaboración de alimentos, generar responsabilidad y buenos hábitos administrativos del dinero, fomentar el buen quehacer de las rutinas prácticas dentro del hogar, incitar a los jóvenes a movilizarse para la adquisición de una vivienda propia, generar responsabilidad, hábitos adecuados y consciencia respecto de la vida sexual, etc.

Es así como se orienta sobre la importancia de su autocuidado y autovalencia, destacando que en esta etapa de transición es donde los jóvenes comienzan a construir su proyecto de vida. Se presta entonces una especial atención a sus intereses y habilidades, pero también a crear hábitos adecuados y responsabilidad sobre su propia vida. 

 

PUERTO NATALES - Ana Mayorga, gobernadora de Última Esperanza, se suma a la preocupación por la necesidad de más Familias de Acogida en Puerto Natales e invita a la comunidad a conocer más de este programa de colocación familiar, como la principal alternativa para brindar protección a un niño, niña o adolescente que lo necesita. Los invitamos a ver y compartir este video

Las Familias de Acogida son un programa temporal y voluntario para recibir niños, niñas o adolescentes que son retirados de sus hogares por orden de tribunal, ya que en ellos han vivido alguna situación de vulneración, maltrato o abuso. Se necesitan hogares temporales para brindar protección y acogida a estas niñas y niños en los momentos de transición mientras su situación familiar se resuelve. 

En Chile más de 21 mil niños son separados de sus familias por orden de tribunal. Familias de Acogida es la alternativa para que un hogar le brinde protección y no tengan que ser institucionalizados. 

¿Quisieras ser Familia de Acogida? Llena el siguiente formulario y te contactaremos a la brevedad para resolver todas tus dudas. 

 

Durante la tarde del día martes 7 de agosto, el equipo del PPF Tomás Apóstol de Fundación Esperanza firmó un convenio de cooperación con la empresa Nova Australis, a través del cuál se financiarán mejoramientos de las salas terapéuticas para los niñas, niños y adolescentes del centro, como también mejoras en la implementación de la sala de atención y trabajo con las familias. Este acuerdo se enmarca en los Fondos sociales concursables 2018 que lanzó por primera vez la empresa salmonicultora Nova Austral, a través de los cuales busca apoyar el financiamiento de proyectos de organizaciones sociales que favorezcan la búsqueda de soluciones a sus problemas. 

Carmen Sekulovic, directora del PPF Tomás Apóstol señala que ”este acuerdo para mejorar nuestro espacio terapéutico consiste en la implementación de materiales en el área de terapia ocupacional y la sala de atención familiar, a través de la compra de nueva indumentaria, como sillones y otros muebles, lo que va a ayudar a mejorar el proceso mismo de intervención en cuanto a la comodidad y la modernidad"

El PPF Tomás Apóstol, ubicado en Porvenir, es el centro más austral de la Red Sename en Chile, y único programa de nuestra institución en Tierra del Fuego. Son el equipo responsable de atender los casos de niñas, niños y adolescentes que han vivido situaciones de vulneración de derechos de mediana complejidad, en Porvenir, desde el año 2000. Gracias a este aporte, contarán con mejores condiciones para continuar con su labor que ya cumple 18 años en la comunidad fueguina. 

Con la firma de este acuerdo, Nova Austral manifiesta que su objetivo es "contribuir a elevar la calidad de vida de la población beneficiaria y al desarrollo de la comunidad, potenciando proyectos que fomenten la cultura, la vida sana, el deporte a través de sus diferentes disciplinas o que aporten a la resolución de problemas sociales".

 

PORVENIR - Este fin de semana se llevó a cabo la tradicional carrera automovilística del “Gran Premio de la Hermandad”, donde 207 pilotos recorren más de 800 kilómetros en dos días de competencia al fin del mundo, entre Porvenir y Río Grande, terminando este año en Porvenir.

A esta pasión fueguina por el rally, una carrera reconocida en todo Chile y Argentina, se le suma también un mensaje de protección y buentrato por las niñas y niños de nuestra región. Gracias al apoyo de la Asociación Deportiva Local Fueguina de Automovilismo (ADELFA), por segundo año consecutivo, el PPF Tomás Apóstol de Fundación Esperanza en Porvenir, hizo entrega de adhesivos a cada uno de los 207 corredores, quienes voluntariamente pudieron desplegar un mensaje por la protección y derechos de la niñez, y que los acompañó en su recorrido, en señal de compromiso y apoyo a la niñez. 

La entrega de los adhesivos se realizó previa la largada, en un ambiente de pasión y entusiasmo por la carrera, combinado con la promoción y concientización de la comunidad fueguina que participará en esta Edición 45 del Gran Premio de la Hermandad.

Agradecemos a la Presidenta de ADELFA, Tamara Valenzuela Ros, por hacer extensiva la invitación a pilotos, copilotos y auxilios de ésta nueva versión del Gran Premio de la Hermandad 2018, a participar de esta importante campaña sobre los derechos de la niñez.

 

 

 

PUNTA ARENAS - Como ya es tradición, la Mesa del Buen Trato de Magallanes está organizando su campaña mensual por la infancia, y durante la mañana de este día lunes 06 de agosto convocó a su primer punto de prensa, junto a las autoridades de los servicios públicos que acogen esta iniciativa. Si bien agosto es conocido por el día del niño, es importante recalcar que se conmemora la promulgación de la Convención Internacional de los Derechos del Niño, y su ratificación en Chile el día 14 de agosto de 1990. 

 

La Mesa del Buen Trato por la Infancia de Magallanes es una red de instituciones y organismos comprometidos con promover el buen trato como una forma esencial de relacionarnos y proteger a nuestra niñez. Entre quienes conforman la Red, Huga Barría, director de la Oficina de Protección de Derechos (OPD) de Punta Arenas comenta: "Este mes visualizado en el marco de la convención internacional de los derechos del niño, y además en el marco del buen trato. La campaña mensual busca sensibilizar a la comunidad adulta sobre acciones bientratantes para con la infancia y la adolescencia”. 

Mario Miranda, director (s) del Servicio Nacional de Menores en Magallanes, indica que la temática del buen trato es una política que el Servicio intenta promover hace mucho tiempo:""Para nosotros es importante relevar el relacionarnos en ambientes bien tratantes. Eso sin duda nos va a ayudar a prevenir situaciones de graves vulneraciones de derecho. La importancia del buen trato no sólo radica en los cuidados más específicos de los niños que han sufrido graves vulneraciones de derecho, sino en todo ámbito en donde un niño, niña o adolescente se relaciona. Por ejemplo en promover acciones de participación donde a ellos se les escuche, sean tomados en cuenta y se le consideren sus derechos. Eso es un ámbito de buen trato, un contexto bien tratante"

Fabian Mella, Seremi de Justicia y Derechos Humanos, también se hizo presente en la actividad, reconociendo la importancia del buen trato como forma de prevención de las vulneraciones, maltrato y abuso: "Este mes se enmarca en diversos temas de maltrato a las que se pueden ver expuestos los menores, y todas esas formas de maltrato son las que nosotros tenemos combatir generando justamente un buen trato hacia los niños, niñas y adolescentes, en materia de educación, en material de salud, en materia familiar. Por lo mismo es muy importante la labor que realizan de manera preventiva las Oficinas de Protección de Derechos, comunales, provinciales, y la labor del Servicio Nacional de Menores. Esta es una tarea que nos convoca a todos. Creemos que este mes debe potenciarlo aún más, los niños tienen que ir siempre primero.”

Fundación Esperanza se suma, como cada año, a las actividades para este mes, con sus equipos del PIB Fundación Esperanza, PPF Josafat y Centro Ainen, como parte del equipo organizador; y también con la Oficina de Protección de Derechos, desde Puerto Natales; y el PPF Tomás Apóstol desde Porvenir.