El verano avanza rápido y el primer mes del año ya se fue. Aprovechamos de dar una mirada a las actividades que los niños, niñas y jóvenes de la Residencia Calcuta en Puerto Natales han desarrollado durante el mes de enero, tanto al aire libre como al interior del Hogar. Entre ellas agradecemos al Hotel Indigo por recibirnos para un delicioso almuerzo.

Además se realizó un almuerzo en el campo, almuerzo en la parcela, paseos por la ciudad con las Educadoras de Trato Directo, y también un viaje a Punta Arenas por el día, donde los niños y niñas disfrutaron del parque María Behety, la Zona Franca, la Costanera y el Mall Pionero. De regreso en Puerto Natales Los niños y niñas de la Residencia se sumaron a la Marcha por los derechos Ambientales.

A su vez, y aprovechando las vacaciones, al interior de Hogar se desarrolla una Escuelita de Verano, en la cual se incluyen talleres de manualidades y actividades didácticas para los niños y niñas más pequeños, y clases de cocina para los adolescentes. 

 
Ven a mirar las imágenes y más información en nuestra página de Facebook

 

 

Comienza un nuevo ciclo del Plan Calle, y junto con darle la bienvenida a Evelyn Gómez, la nueva coordinadora del Programa, el equipo aprovecha de renovar el espacio. Durante las últimas mañanas se ha estado aserruchando, moviendo latas, despejando el patio, recogiendo escombros, reutilizando neumáticos y maderas; todo por un lugar que no sólo sea digno, sino también agradable y acogedor.
 
Con nuevos aires, en un espacio remozado, damos inicio a un nuevo año! Que sea un excelente año de trabajo para todos y todas. Nuestro reconocimiento, con mucho orgullo, a este equipo de mujeres fuertes y comprometidas! Muy bienvenida Evelyn Gómez, nuestra nueva coordinadora del Programa Calle.


PUNTA ARENAS - Este jueves 12 de enero, se llevó a cabo una capacitación sobre la Revelación del Abuso Sexual Infantojuvenil, organizada por la ONG Paicabi (Corporación de Prevención y Apoyo a la Infancia), en la cual participaron integrantes de nuestra institución con el objetivo de profundizar en técnicas y herramientas de intervención práctica, que ayuden a tratar con el abuso sexual infantil, romper el secreto y establecer pautas iniciales de actuación, que faciliten la comunicación en temas como éste.

El curso estuvo a cargo de Josep Ramón Juárez, psicólogo forense español, doctor en psicología de la Universidad de Girona, especializado en criminología y credibilidad de las víctimas de violencia doméstica, y preescolares víctimas de maltrato y/o abuso sexual.

¿Por qué silenciar el abuso?

En la mayoría de los casos de abuso sexual infantojuvenil, los niños, niñas o adolescentes silencian el abuso, hasta que éste llega a ser revelado por un testigo, o bien años después por la misma víctima. Es común que los patrones de quienes abusan de niños, niñas o adolescentes se repitan, y parte de estos modos de operar garantizan que la mayoría de los niños y niñas silencian el abuso. Hay patrones de abuso que son universales, y de manera regular se ha estudiado cómo los abusadores mimetizan ciertas conductas y acaban repitiendo modalidades de abuso. Las formas principales de manipular a niños y niñas pueden ser promesas; amenazas o sobornos; confusión, por la intención de obedecer a los adultos, porque el abusador es alguien a quien conocen y en quien confían, persuación de que el abuso es normal o no es grave; vergüenza de contar y/o miedo de contar.  

De acuerdo a Josep Ramón Juarez,  las principales razones para el silencio de un niño o niña son dos: no dañar a su familia, o que no se les crea: "Los niños no tienen miedo a hablar, tienen miedo a la reacción del adulto. ¿Por qué los niños silencian? Porque revelar significa dañar, y quizá cambiar la vida de toda la familia. Si nosotros enseñamos que hay secretos que es mejor guardar porque algunos secretos le hacen daño a otros, estamos enseñándole a nuestros hijos, el niño cree que hace un bien haciéndose un daño el
mismo. Es una contradicción pensar que un secreto que me hace daño es mejor mantenerlo guardado.  Mantener una situación de abuso es lo menos sano que existe. Y ellos muchas veces no cuentan, como sacrificio, para no dañar a su familia. PUEDE HABER UNA NATURALEZA PROPIA DE LOS NIÑOS AL SACRIFICIO, PERO TAMBIÉN HAY UNA INDUCCIÓN"

 


Cómo prevenir

"Una buena vinculación es la mejor herramienta que tenemos para la prevención del abuso. Lo que hacen los pedófilos o agresores, es precisamente sustituirnos. Convertirse en los mejores amigos, los confidentes, protectores de los niños. La mejor forma de que no lo hagan bien es que lo hagamos nosotros mejor. Nuestra vinculación con nuestros niños y niñas es el peor enemigo de los agresores" señala el doctor Juarez.

 

"Los niños no mienten"

Uno de los grandes miedos, que impide que miles de niños y niñas revelen que han sido víctimas de abuso sexual, es que no les crean. Ante esto el doctor Juárez plantea la necesidad de priorizar la protección del niño, niña o adolescente, y luego ahondar en criterios de credibilidad: "Ya habrá tiempo para corroborar y contrastar la información, pero siempre se les debe creer. Si partimos de la duda, nos ponemos del lado del agresor. Eso no se puede permitir." 

Posteriormente, cuando habla de criterios de credibilidad, la situación se hace más simple aún. El concepto de mentira está tipificado en una serie de 7 criterios: de ellos, el más común es la mentira infantil o pseudomentira, y la la mentira habitual, comúnmente utilizada para evitar castigos, sin intención de daño - de la cual probablemente todos y todas hemos sido culpables -. Los otros seis criterios pertenecen a casos más complejos y escasos, entre los cuales se encuentran la mentira patológica o compulsiva (puerta de entrada a otros trastornos psicóticos), la mentira pseudológica o fantástica; la Impulsiva y la mentira delictiva: es la más grave porque implica falsificación de hechos con consecuencia grave. 

El problema se plantea cuando se utiliza una condición habitual, como la de la mentira infantil, para generalizar una condición compleja y aislada, como la mentira delictiva o psicótica. Simplemente no es lógico ni apropiado asumir que un niño o niña miente; aun cuando un porcentaje puede tener conductas de esa índole. La pregunta que cabe hacerse, como adultos, y como ; ¿A QUIEN PROTEGE ESE DISCURSO?

"Pasar de lo habitual a lo general me parece deshonesto. Solo diré que el porcentaje de psicopatía en la población, dependiendo de los estudios, es del 1 a 2%. ¿Cuántos son los niños, qué porcentaje de niños mienten de manera delictiva? Está entre un 1 y 2%, los estudios menos conservadores llegan al 4%. Simplemente no hay más. Ahí hay un cruce interesante, ¿no?". 

Finalmente cabe destacar que el foco más importante es siempre la protección del niño, niña o adolescente, y la no revictimización durante el proceso, tanto judicial como reparatorio. 

Quienes participaron de esta capacitación por parte de Fundación Esperanza fueron los equipos del Centro Ainen (PRM) para la reparación de Maltrato y Abuso Sexual; El Programa de Familias de Acogida FAE Nazareth, y el Programa de Prevención Focalizada (PPF) Josafat.

 

Este jueves 26 de enero, los niños y niñas del Consejo Consultivo de Puerto Natales se sumaron a la Marcha por los Derechos Ambientales, organizada por el Municipio. El objetivo fue promover el derecho a vivir en un medio ambiente limpio, al cual los niños y niñas del Consejo se sumaron con sus propias miradas respecto al tema, abogando por la protección de los animales y una mayor conciencia sobre su cuidado: "Los animales también sienten" levantaron en una de sus carteles. 
 
Instancias como estas sirven también para plantearnos la reflexión sobre el impacto ambiental que producimos para sostener la sociedad en la que estamos viviendo, ya sea respecto a los derechos animales, la industria alimentaria, las salmoneras, los monocultivos, la minería del carbón en la zona, la contaminación, el manejo de residuos, la gestión de la basura en zonas aisladas o el gasto energético y la posibilidad de energías renovables. Hay una importante cantidad de temas a debatir en función de construir una sociedad más justa, y las implicancias de las decisiones de este tipo afectan en gran escala a nuestra región también.
 
Los dejamos con algunas imágenes de este día, y la invitación a participar de futuras actividades similares. Mucho por seguir conversando y gran aporte el de nuestros niños y niñas, preocupados por el futuro de su comunidad y por la participación de la niñez y la juventud en temas como éste. 
 
 
 

Durante este miércoles, algunos de nuestros niños, niñas y adolescentes del Centro Ainen tuvieron la oportunidad de aprovechar una tarde de kayak, como parte de los talleres y actividades de verano preparadas por el Centro Ainen, especializado en reparación de maltrato y abuso sexual infantil. El objetivo de estas jornadas de verano es acercarlos y acercarlas a actividades diferentes, donde puedan compartir y aprender algo nuevo durante las vacaciones. 

Juan Carlos Gibbons, coordinador de la actividad e instructor de kayak, indicó que la idea siempre está en "entregarles un momento de entretención y que puedan experimentar algo nuevo, que quede con ellos. Es algo poco típico, y la mayoría de las personas no tienen acceso, entonces ¿por qué no darle la mano, en algún momento, a algunos que tienen menos oportunidad?" 

La práctica del kayak de mar tiene varios elementos delicados, y se recalcó la importancia de la seguridad y el trabajo en equipo. A su vez pudieron coordinarse con y sin instructores, cambiando de lugar y recorriendo dos playas diferentes, atravesando tres buques apostados en el borde costero de la Avenida 21 de Mayo, donde estaba originalmente situado Asmar Magallanes, lo cual aportaba un toque más de aventura a esta jornada.

Al finalizar se disfrutó de un rico chocolate caliente y un sandwich reponedor, mientras algunos no querían dejar el agua. 

Agradecemos a quienes nos acompañaron en esta hermosa tarde, por apoyar en la educación de deportes como éste, con el cuidado y respeto que se merece. 

Aquí un video con parte de la actividad. 

 

Administración Central

Teléfono
(61) 2227535
Ubicación
Chiloé 1156, 2°piso
E-mail
comunicaciones@fundacionesperanza.cl