NATALES - La Residencia Madre Teresa de Calcuta, de la ciudad de Puerto Natales, desde el cierre del Hogar Miraflores en Punta Arenas, se mantiene como única alternativa de acogida institucional para niñas, niños y adolescentes que viven situaciones graves de vulneración en la región de Magallanes. Pese a ser un centro residencial de vida familiar con cobertura comunal, ha tenido que abrir sus puertas a niñas, niños y adolescentes de Punta Arenas y Porvenir, y en algunos casos también aprender a lidiar con situaciones más delicadas, asociadas a complejidades de salud mental.

El desafío de ampliar su cobertura ha sido importante a lo largo del último año, y ha implicado también un desgaste interno para el equipo. Por la suma de estas situaciones, se ha conseguido, a través de la Municipalidad de Puerto Natales, gracias al Fondo Nacional del Desarrollo Regional (FNDR), el financiamiento necesario para la ampliación de sus dependencias. Esto será una mejora importante en la calidad de vida de las niñas, niños y jóvenes que ahí viven. 

En vista de ello, durante la semana pasada se realizó un concurso al interior de la Residencia, donde todas y todos fueron invitados a dibujar las mejoras que quisieran para su casa. ¿Cómo sería su Residencia ideal? 

Las niñas y niños cuentan que les gustaría a través de estas imágenes:

 

"Un quincho para celebrar fechas especiales del hogar"

"Me gustaría que la sala de estudio fuera más grande, y una mesa para hacer las tareas más cómodas"

 

Y también "una sala de entretención y de ejercicios",  "una cancha con pasto sintético", y "una entrada al hogar más linda"

En Chile son miles las niñas y niños que necesitan una familia temporal que les brinde protección y afecto. El programa Familias de Acogida Especializada es una alternativa de colocación familiar que busca cuidar a niñas, niños y adolescentes que son retirados de sus hogares porque en ellos viven situaciones de vulneración, maltrato o abuso. Segun cifras del SENAME, el 77% de los niños y niñas menores de 3 años en cuidado alternativo está en residencias. Sólo un 23% de los niños y niñas menores de 3 años está en programa de familia de acogida. 

Esto es relevante porque durante los primeros 3 años de vida, el cerebro desarrolla el 90% de su tamaño adulto y desarrolla las estructuras que serán responsables del funcionamiento emocional, conductual, social y fisiológico para el resto de la vida. Las condiciones de las residencias, como la rotación de personal, la constante llegada de niñas y niños nuevos, hacen imposible que se generen los lazos y la estabilidad para que este desarrollo cerebral ocurra.

Por lo mismo, desde el año 2006 en Chile se establece una política que busca la desinternación de los niños menores de seis años. El mensaje es que todos los niños deben “desinstitucionalizarse” como modelo ideal, y ya no depender de residencias u hogares de niños y niñas del Sename, pero la realidad sigue siendo que las alternativas no son suficientes. El déficit de familias de acogida para recibir de manera voluntaria y temporal a niños que han sido vulnerados, y el poco consenso entre los actores del sistema de protección en cuanto a quienes deben asumir los cuidados de estos niños, fueron las principales falencias detectadas por especialistas de UNICEF (2013) para efectivamente lograr una desinternación de los niños y niñas de nuestro país.

 

Si queremos cambios a un sistema que maltrata, y a instituciones que no están funcionando para proteger a quienes lo necesitan, depende también de que estemos dispuestos a promover alternativas. Los beneficios de acoger a una niña o niño que lo necesita son muchos. 

¿Quién estaría dispuesto a abrir las puertas de su hogar y ser una Familia de Acogida? 

BENEFICIOS DE ACOGER:

  • Minimiza los efectos de la separación de la familia (de particular importancia en niños menores de 6 años)
  • Facilita la reparación del daño del que fueron víctimas, permitiéndole al niño/a ejercer sus derechos en un ambiente familiar afectivo y protector.
  • Brinda al niño/a la posibilidad de aprender formas positivas de relacionarse con otros.
  • Contextos similar
  • es al familiar favorecen un desarrollo sano (físico, cognitivo, lenguaje, social, emocional).
  • Es la modalidad para acoger a lactantes, por cuanto se sabe que, a esta edad, la satisfacción de las necesidades afectivas y de apego son fundamentales para un desarrollo físico y psicológico sano.
  • Acoger a un niño/a es una oportunidad para brindar cariño, protección y educación a quien más lo necesita, además de convertirse en una experiencia positiva y de crecimiento para la misma familia.
  • La relevancia de que un niño, niña o adolescente pueda ser acogido por un entorno familiar, a diferencia de ser derivado a una institución o residencia, recae en la posibilidad de mantener un entorno similar al que se quiere reparar. A partir de ello se plantea que hay una gran diferencia para el desarrollo emocional de un niño que tenga vínculos de apego específicos y un espacio que le brinde seguridad.


** Del 77% de los niños institucionalizados, con sólo un 14% de ellos se está en trabajo de acercamiento familiar, que consiste en restablecer el contacto con la familia de origen o la familia extensa.

PUNTA ARENAS - El pasado viernes 29 de junio, a las 18:00 hrs. se realizó con gran convocatoria el primer Seminario sobre Imprescriptibilidad de delitos de Abuso Sexual Infantil. El objetivo de esta actividad fue generar una instancia abierta a la comunidad, de discusión, conciencia y apertura sobre la temática, la cual contó con la participación de Vinka Jackson, psicóloga especializada en la materia, escritora y quien mediaticamente ha ayudado a la instalación de la temática. Además, Nicolás Espejo, abogado asesor de UNICEF, entregará una mirada legislativa en dicha problemática.

Los psicólogos magallánicos Ricardo Nahuelquín y Roberto Herrera, director del PIB Fundación Esperanza, fueron los gestores de esta instancia, que se inició con la redacción de una carta en apoyo al Proyecto de Ley de Abuso Sexual Imprescriptible, como parte del movimiento "Derecho al Tiempo" #derechoaltiempo.

Dicha carta, firmada por ambos psicólogos, logró el apoyo y firma de todos los parlamentarios de la región; Carolina Goic, Carlos Bianchi, Gabriel Boric, Sandra Amar y Karim Bianchi; además del respaldo de la directora del PRM Ainen de Fundación Esperanza; Patricia Soto, y el director del Centro de Acogida de la ONG Raíces, Esteban Pérez, ambos programas especializados en el acompañamiento de niñas, niños y adolescentes que han sido víctimas de abuso o explotación sexual. 

En dicha carta se señala; "nos enfrentamos a la posibilidad cierta de contar con una ley que elimine la prescripción de los delitos sexuales, elemento fundamental para dar encuadre jurídico que mejore la forma en como chilenos y chilenas cuidamos unos de otros y especialmente de niños y niñas. Con ello, reconocemos y otorgamos a todo sobreviviente de ataques sexuales un derecho necesario... Su derecho al tiempo".

 

Al respecto, Roberto Herrera señaló “Para nosotros es importantísimo que hayan comprometido su presencia los 5 parlamentarios de nuestra región, esto demuestra que, a la hora de abordar los problemas de nuestra infancia, se traspasan las fronteras de cualquier sector, y se verifica la transversalidad y urgencia de discutirlos de manera seria y comprometida”

Ricardo Nahuelquin expresó “junto al colega Roberto Herrera, hemos estado desarrollando, desde nuestra iniciativa individual y canalizando una demanda desde la ciudadanía organizada un par de iniciativas en relación a la prevención del abuso sexual, específicamente en lo que respecta a la visibilización de consecuencias que estas agresiones generan a los y las sobrevivientes, su grupo cercano y la sociedad en general. Por otro lado, en la necesidad de propender a un marco legal que ampare las implicancias psicológicas, familiares y sociales que determinan este tipo de experiencias”.

La actividad desarrollada contó con la presencia de Carolina Goic y Gabriel Boric, quienes posterior a las exposiciones de los relatores invitados, se sumaron a mesas de trabajo grupal, para fomentar la discusión y las posibles acciones a tomar en torno al tema para los siguientes meses. Sin duda esta será una temática necesaria de continuar abordando de manera colectiva, para asumir como comunidad la necesaria protección de las niñas, niños y adolescentes, y el debido apoyo en la reparación de quienes han vivido experiencias como esta.

Finalmente, y como señala la carta "en nuestra ciudad, ya somos muchos los que nos hemos sumado a esta iniciativa tan necesaria, y queremos agradecer a todas y todos quienes han mostrado su apoyo en diversas formas, ya sea firmando los petitorios, difundiendo esta información, o ejecutando actividades que contribuyan a que las familias tengan mayor comprensión de lo que el abuso sexual infantil implica y cómo prevenirlo. De igual forma, queremos en este mensaje hacer un llamado y también un emplazamiento a toda nuestra comunidad y específicamente a nuestros parlamentarios para sumar fuerza. Este es el momento en que debemos, más que nunca, mostrar que el cuidado de niños, niñas y adolescentes, y la protección frente al abuso sexual infantil, es una tarea que nos compete a todas y todos"

PUNTA ARENAS - Un nuevo campeonato de fútbol se jugó la semana recién pasada, reuniendo seis equipos de diversos programas del área de Justicia Juvenil de la Red Sename, donde participan jóvenes entre 14 - 18 años. Fundación Esperanza participó con un equipo, representado por jóvenes del programa Medio Libre, acompañados por su director técnico, Marco Alvarado, psicólogo y delegado de caso de los jóvenes. Se sumó también la directora del Programa, Silvia Villegas y el resto del equipo, constituyendo la hinchada de los jóvenes que vestían camisetas verde esperanza. 

Durante el viernes, el equipo de nuestra institución sacó la cara contra la Universidad de Magallanes, invitado especial al evento, único equipo con adultos. Pese a la diferencia de edad y la diferencia inicial en el marcador, los jóvenes lograron el empate anotando 4 goles, y se quedaron así con el tercer lugar.  

La final se disputó entre el equipo de la Universidad de Magallanes, contra el Programa de Salidas Alternativas (PSA) de Corporación Opción. Entre el público participó también el SEREMI de Justicia, Fabián Mella, quien compartió los goles y entregó los premios al primer, segundo y tercer lugar. Respecto a la relevancia de instancias como éstas para los jóvenes indica: "absolutamente relevante, estamos muy contentos porque el deporte sin duda es un motor de cambio, un motor de cambio humano. Tiene valores fundamentales como el compañerismo, la lealtad, el fairplay, superarse a sí mismo, aguantar frustraciones cuando se pierde, y hemos visto partidos muy entretenidos, se ha desarrollado un campeonato con mucha amistad, con alegría y con un termino tan fantástico como este, donde todos pueden compartir. estamos muy contentos y felicitamos a sus organizadores." 

 

PUNTA ARENAS - Continuamos con las capacitaciones, y esta vez dos de nuestros equipos participaron en una jornada sobre la Ley de Maltrato, 21.013. La instancia fue brindada por la Fiscalía, gracias a las gestiones del PPF Josafat. Los beneficiados fueron ambos equipos técnicos, tanto del PPF Josafat como PIB Fundación Esperanza. 

La abodaga Alejandra Guevara, jefa de la Unidad Regional de Atención de Víctimas y Testigos (URAVIT), fue la relatora de la instancia, desarrollada en las dependencias de la Fiscalía local. 

Cabe destacar que desde el año 2017 Chile tiene una ley que sanciona penalmente el maltrato infantil, como también el que sufren los adultos mayores y las personas en situación de discapacidad. Esta ley 21.013 tipifica como delito el Maltrato Infantil y aumenta la protección de personas en situación especial. Esto conlleva un cambio cultural, con el claro mensaje de que no puede existir ninguna forma de maltrato aceptable o tolerable hacia niñas, niños y adolescentes u otras personas vulnerables. 

En un contexto donde la violencia se exacerba cada año, y nuestros profesionales coinciden que los casos que ingresan a la Fundación son cada vez más complejos, leyes como esta avanzan en la construcción de una sociedad más protectora, que busca erradicar la violencia ocurra donde ocurra, y la haga quien la haga. 

Previo a la promulgación de esta ley, la legislación sólo castigaba como delito el maltrato que produce lesiones. La nueva Ley que tipifica el delito de maltrato de menores y otras personas vulnerables, sanciona las conductas de violencia física que no producen lesiones y aquellas que provoquen un trato degradante, humillación y menoscabo a la dignidad humana de las víctimas.

Se corrige así también un vacío legal respecto de conductas de maltrato infantil en el ámbito extra familiar, como jardines infantiles, salas cuna, escuelas, centros de diagnóstico u hospitales, residencias de protección públicos o administrados por terceros, espacio públicos, centros comerciales, casas de reposo de adultos mayores, entre otros lugares.

 


Aumentan la Violencia, Aumentan las Penas
 

Acordamos que tanto el maltrato infantil, como el maltrato a adultos mayores y/o a personas en situación de discapacidad es inaceptable. La nueva ley 21.013 aumenta las penas dispuestas por la ley a las personas condenadas por agredir a un menor de 18 años, a un adulto mayor o a una persona en situación de discapacidad. Ese incremento de la sanción se hará cuando la víctima sufra desde lesiones menos graves, castración o mutilación de un miembro importante. Por ejemplo, si la pena del delito podía llegar hasta los 5 años (presidio menor en su grado máximo) ahora puede llegar hasta los 10 años (presidio mayor en su grado mínimo).

Para ello la Ley establece la creación de un nuevo un delito específico, que sanciona al que de manera relevante maltrate a un niño, niña o adolescente menor de dieciocho años de edad, a adultos mayores o a personas en situación de discapacidad. La pena que se aplicará en estos casos es de prisión en cualquiera de sus grados (de 1 a 60 días de prisión). Si como resultado del maltrato se produce un delito de mayor gravedad (lesiones, por ejemplo) se aplicará la pena asignada al delito más grave. También se aplicará la pena de 1 a 60 días prisión a quien de manera relevante, maltrate corporalmente a quien sea o haya sido su cónyuge o conviviente.

La persona que tiene un deber especial de cuidado o protección respecto de una víctima niño, niña o adolescente; adulto mayor o persona en situación de discapacidad, tiene mayor pena si la maltrata de manera relevante o no impide el maltrato que comete otro. La pena en este caso es de presidio menor en su grado mínimo (61 días a 540 días de presidio).

 


Trato degradante

 Si un niño, niña o adolescente; un adulto mayor o una persona en situación de discapacidad sufre un trato degradante, menoscabándose gravemente su dignidad, quien lo comete será sancionado con la pena de presidio menor en su grado mínimo (61 días a 540 días de presidio).

 

Importante establecer que el maltrato es un delito de acción penal pública, es decir, cualquiera puede presentar denuncia o querella para que sea investigado.

 

Seguiremos promoviendo la educación y reflexión entorno a estas temáticas, y se planteó incluso una próxima jornada para ahondar en la Ley de entrevista video grabada. Agradecemos a la Fiscalía por su disposición en la capacitación de nuestros equipos.




 

* La ley 21.013 fue promulgada en mayo del 2017 y publicada en junio 2017. Para revisarla o profundizar en su contenido, siga este enlace.